A por los retos y oportunidades del 5G

Las redes 5G ofrecen numerosas ventajas técnicas y suponen nuevos retos y oportunidades en el ámbito de su desarrollo y negocio.

Marcos Lequerica

Marcos Lequerica



Llevamos tiempo escuchando hablar acerca de las propiedades y características de las redes 5G y estamos a punto de conocerlas de primera mano, dado que los despliegues de esta tecnología, si bien a pequeña escala, ya han comenzado.

No enfocaré esta reflexión en lo que ofrece técnicamente el 5G en cuanto a velocidad, consumo de energía, latencia, etc, sino en las oportunidades y retos que se abren para el desarrollo necesario de la red y las ventajas que a nivel de negocio puede ofrecer para ciertas compañías, que, como Ezentis, estamos preparados para afrontar esta nueva tecnología.  

El primer punto en el que nos podemos centrar es en el propio despliegue de la red. Lo que sí es una certeza es que el despliegue se producirá de una forma masiva que exigirá que en un corto periodo de tiempo se cubran los centros urbanos más importantes del país. En el pasado, estos despliegues duraban varios años y los equipos a instalar requerían grandes espacios y necesidades en cuanto a energía y climatización. Hoy en día, todo eso ha cambiado y los equipos son mucho más sostenibles y las instalaciones más sencillas y rápidas de implementar.

La forma en la que se va a realizar el despliegue no está todavía definida, ya que entran en la ecuación actores que hasta la fecha no se habían considerado. El despliegue del 5G va a requerir instalaciones a pie de calle; ya no nos servirán únicamente las macro celdas o micro celdas de varios kilómetros cuadrados de extensión, sino que necesitaremos las “pico o nano” celdas que deberemos instalar lo más cerca posible del público objetivo, como farolas, marquesinas o estructuras publicitarias. Analizando esta necesidad, podemos intuir que los propietarios de ese equipamiento urbano mostrarán interés en este tipo de redes, ya que se convertirán, indiscutiblemente, en actores principales como dueños de esas infraestructuras.

¿Quiénes liderarán el despliegue? ¿Las operadoras tradicionales?

El mercado actual de las telecomunicaciones está evolucionando y las operadoras clásicas se están convirtiendo en empresas proveedoras de contenidos que, al mismo tiempo, crean otras nuevas empresas subsidiarias, como gestores de infraestructuras. Todo apunta a que estas nuevas empresas estarán detrás de los despliegues y seguramente esas infraestructuras serán compartidas por varios operadores.

Como es por todos conocido, el 5G será sobre todo un desarrollo urbano, por los menos los primeros años de despliegue. Como señalaba anteriormente, aparecerán en escena nuevos actores que querrán tomar parte en esta revolución tecnológica. Por ejemplo, los ayuntamientos que al fin y al cabo, son los propietarios de los emplazamientos donde los equipos de radiocomunicación podrían instalarse. De hecho, ya se han empezado a licitar concursos lanzados por varios ayuntamientos para disponer estas infraestructuras de cara a que puedan albergar equipos 5G en su interior, con lo que es evidente que se están preparando para jugar un papel decisivo en esta nueva partida. Al mismo tiempo, las empresas instaladoras deberán estar atentas, ya que su negocio tradicional puede variar considerablemente en cuanto a su actual forma de trabajo. Por un lado estarán las estaciones convencionales que estamos acostumbrados a ver, con sus casetas, torres, sus sistemas radiantes, etc. Pero también existirán muchas nuevas instalaciones en farolas o carteles que necesitarán de metodologías de trabajo diferentes. Por ejemplo, apoyo de camiones-grúa o andamios que, si bien hoy en día se utilizan, sólo es a pequeña escala.

En este momento en el que los grandes despliegues de fibra ya se han ejecutado, se abre una posibilidad, que dependiendo de la tecnología de transmisión que incorporen los diferentes fabricantes a sus equipos, puede necesitar que a cada farola, cartel o marquesina llegue fibra. Esto puede dinamizar de nuevo este sector en los próximos años.

Por último, otro ámbito que generará un volumen muy importante de negocio será el diseño y planificación radioeléctrica de la red en la fase previa a la instalación y la optimización de la misma una vez instalada. La cantidad de equipamientos que van a ser desplegados son tan enormes que van a requerir de mediciones radioeléctricas continuas de las zonas de despliegue para comprobar el correcto funcionamiento de la red. La mayoría de las aplicaciones que vamos a ver en los próximos años soportadas por estas redes no han sido desarrolladas todavía, pero nos podemos hacer una idea pensando en la precisión que necesita un coche con conducción asistida, para darnos cuenta de la importancia que tiene que todos los parámetros se comporten de forma óptima. Para ello será necesario que profesionales y empresas se preparen para poder cubrir este nicho que indudablemente ofrecerá nuevas ventajas.

El 5G, por tanto, abrirá decenas de oportunidades, tanto en las fases de diseño y optimización de red, como en la instalación y despliegue de fibra y radio, donde Ezentis es proveedor de referencia para las mayores empresas de telecomunicaciones y energía. Esta revolución tecnológica es el presente, y Ezentis, que ya está en él, seguirá trabajando para el futuro.

 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Recibe gratuitamente nuestros contenidos y novedades destacadas.

Darme de alta

Relacionados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    PRESENTACIÓN DE RESULTADOS PRIMER SEMESTRE 2020

    Sostenibilidad

    Avanzamos con paso firme en nuestro compromiso con una gestión responsable fundamentada en nuestros principios y valores.