Las telecomunicaciones y la energía, imprescindibles durante la crisis del COVID-19

Las telecomunicaciones y las redes eléctricas juegan un papel vital en la crisis del COVID-19, permitiendo un menor impacto socio-económico durante la pandemia.

Ezentis

Ezentis



Desde que la medianoche del 15 de marzo se decretara en España el Estado de Alarma que obligó al confinamiento en los hogares con el fin de contener el brote de COVID-19, hemos sido testigos del papel imprescindible que las telecomunicaciones y el sector energético están jugado desde entonces. En el marco del mundo interconectado en el que vivimos, es más importante que nunca estar coordinados, pero ¿cómo están ayudando, en concreto, estas tecnologías en la gestión de la crisis sanitaria?

La irrupción de la pandemia puso en evidencia la total dependencia que las sociedades modernas tienen de su sistema eléctrico y de la tecnología digital. Estos días, todo lo que antes nos parecía obvio y que, por puro cotidiano, dábamos por sentado, ha cobrado una trascendencia absoluta. Gestos diarios como cargar nuestro teléfono móvil, calentar las comidas, trabajar desde casa o ver una serie o película al final del día, han sido posibles gracias a nuestro sistema eléctrico e infraestructuras de telecomunicaciones, al pie del cañón durante toda la cuarentena. Todo este despliegue, con frecuencia invisible para la mayoría, se ha hecho un poco más visible para todos dadas las circunstancias que nos ha tocado vivir.

En definitiva, hechos extraordinarios de esta naturaleza nos recuerdan que nuestros hogares, centros sanitarios y todos los servicios básicos y esenciales de nuestra sociedad, tienen la certeza de que, siempre que la necesiten y de forma instantánea, van a poder contar con redes y satélites, que nos mantienen conectados y que siguen funcionando incesablemente a pleno rendimiento.

¿Qué servicios se han visto reforzados durante la crisis sanitaria?

  • Desarrollo de una comunicación instantánea. Las telecomunicaciones están mostrando su papel decisivo como tecnologías posibilitadoras de una comunicación fiable, segura y de calidad. Por otro lado, gracias a la difusión universal de los terminales digitales (smartphones, ordenadores, tabletas…), que hacen posible el acceso a Internet, las redes sociales, correos electrónicos o servicios de mensajería instantánea, durante el tiempo de confinamiento se ha podido mantener una comunicación inmediata con familiares y amigos.
  • Las redes eléctricas han cobrado un especial protagonismo en esta crisis. Y es que, es sumamente importante contar con ellas para asegurar la continuidad de las cadenas de producción y de manufactura y, los tiempos más duros de confinamiento y resguardo en casa, se ha convertido en un servicio fundamental para poder llevar a cabo nuestras actividades diarias con la normalidad que la actual situación ha permitido. Ni qué decir tiene el vital papel del suministro eléctrico en los hospitales…
  • Incremento del teletrabajo y la educación a distancia. El teletrabajo ha crecido de manera exponencial debido a la avalancha de nuevos usuarios que se han visto empujados a adoptar esta modalidad. Por su parte, los centros de enseñanza han recurrido a las aulas virtuales y las clases en remoto como método para, igualmente, evitar detener su actividad por completo. Y así sigue siendo en un alto porcentaje hasta ir recuperando la normalidad y regresar de nuevo a las aulas. Así también se han disparado los cursos y actividades online para aquellos que han querido seguir formándose y aprendiendo durante la larga estancia en los hogares.
  • Más tiempo de ocio en los hogares. Qué duda cabe que el largo período de confinamiento ha modificado también nuestras rutinas y formas de disfrutar de nuestro tiempo libre. Tanto en España como en Latinoamérica estamos acostumbrados, especialmente con el buen tiempo, a pasar largas horas en la calle, en los bares, haciendo deporte al aire libre y en definitiva a acudir a eventos sociales con nuestros amigos o familiares. Pero la COVID-19, por razones evidentes, nos ha mantenido durante mucho más tiempo pegados a nuestros televisores, ordenadores o smartphones consumiendo grandes cantidades de información y de contenidos multimedia. Quien más quien menos, todos hemos devorado alguna que otra serie de Netflix y los más pequeños han visto como durante este tiempo se hacía un poco la vista gorda a sus interminables partidas a los videojuegos. Y no nos olvidemos de las compras online, que se han visto multiplicadas en estas fechas debido al cierre temporal de los establecimientos físicos y a la posibilidad de comprar con tan solo unos pocos clicks desde el sofá de casa. A todo ello ha contribuido la enorme incertidumbre y el miedo generado por una enfermedad desconocida.

Amortiguando el impacto

Gracias al desarrollo tecnológico de la Ingeniería de la Telecomunicación y las redes eléctricas, por tanto, el impacto social, económico y personal de la pandemia será menor. No olvidemos que España es el primer país europeo y el tercero del mundo en dotación de infraestructuras de fibra óptica y cuenta además con una de las mejores redes móviles de Europa.

Ezentis, con las más de 26.000 torres de telecomunicaciones que mantiene en toda la Península Ibérica y de la mano de las mayores operadoras entre sus clientes, hace posible el cambio hacia una sociedad más resiliente en épocas de crisis. Y es que nuestra plantilla está trabajando a pleno rendimiento para seguir desplegando, operando y manteniendo las infraestructuras de telecomunicaciones y eléctricas con la mayor calidad en el servicio y con las máximas garantías, dentro de las circunstancias, de bienestar y normalidad. Y, por supuesto, garantizando en todo momento las medidas de higiene y seguridad al desarrollar nuestra actividad, protegiendo la salud de nuestros trabajadores ante la pandemia y ofreciendo cada día los servicios considerados como esenciales en todos los países en los que la compañía opera.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Recibe gratuitamente nuestros contenidos y novedades destacadas.

Darme de alta

Relacionados

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios

    Sostenibilidad

    Avanzamos con paso firme en nuestro compromiso con una gestión responsable fundamentada en nuestros principios y valores.